Me as a Whole.

Me as a Whole.

miércoles, 14 de octubre de 2015

INSTANTES.

       Los fragmentos individuales, únicos, irrepetibles, entrañables o despreciables, aveces racionales, otras muchas incógnitos y fugaces. Porciones infinitas en variables difusas que convergen en la realidad pero mutan en cuanto son tocadas por los rincones del presente y el pasado. Son memoria a largo plazo, suculentas piezas distribuidas a lo largo y ancho del universo mismo, que si bien no son siempre saludables, es mejor que sean constantes, a lejanas y sin sentido.
      Es el espacio y tiempo, la sensación, la energía y las fuerzas, que sincronizan en diferentes formas para brindarnos experiencias varias, de placeres a dolores, de sueños a pesadillas, de verdades o mentiras, en secuencias lógicas o de formas aleatorias. Es la búsqueda y la espera, la soledad o la compañía, es el todo, solo el todo puede ser "instante", las cicatrices son sus despojos, las heridas y la cura, el silencio, un segundo, una sonrisa, un beso, y un pasional encuentro entre almas y cuerpos, el dolor de la perdida, la fragancia de la cercanía, los sabores, los aromas, los sonidos, el tacto, lo real y lo finito.
     Es una plataforma amorfa, moldeada al margen de la ley de la causa y el efecto, situaciones precisas en circunstancias adecuadas, siempre perfectas, destinadas a ser parte de la vida de quien les ejecuta, de quien les disfruta o desprecia, de quien abre su mente al aprendizaje o pierde la cabeza entre queja y queja.
     Son mañanas, son tardes o noches, una respuesta, un momento o una gota de sangre derramada, es el ultimo vistazo del moribundo, la primera noticia de un recién nacido, primera y ultima, por que son irrepetibles. Son oportunidades y decisiones que traen consigo más instantes, siempre consecuentes, siempre resultantes. Si bien son planeables y moldeables, esta condición no les da precisión, ya que si bien se ha mencionado su condición de perfección, estos son traviesos y se moldean según lo que el individuo en cuestión precise aprender.
     El peligro les rodea, son cuestionables, capaces de llevar al ser a usar sus funciones cognitivas y cuestionarlas al grado de la metacognición, a la reflexión de lo que es y de lo que será.