Me as a Whole.

Me as a Whole.

lunes, 19 de octubre de 2015

Quinto Grado

La siniestra intención
de la diestra fechoría
Desenfunda hábilmente
las proporcionadas insatisfacciones
lejos de las necesidades,
se infligen las dulces torturas
a gusto del antagonista
se desnuda la inocente bruja.

La adiposa sección ninfica
cubierta de tejido cutáneo
se enclaustra con sabiduría
entre cuerdas de seda y lazo
de igual forma las articuladas  extremidades inferiores
son atadas y colocadas en el espinazo.

Falanges distales y proximales
ejecutan melodías sobre la escultura de carne
la musa libidinosa exhibe su habilidad de suspiros placenteros
el bandido solo se digna a seguir con su trabajo

Las extensiones superiores,
de carne, piel y hueso
son ahora marañas que sirven de agarradera
cerca, muy cerca de sus contrarias compañeras
se cubren del mismo liquido
humano, agrio, salado.

La fantástica dicótoma del dolor como agente placentero
comienza la critica sobre los que de amor proceden sus encuentros
la paradoja del orgasmo tras la tortura de las pieles
no es un mito que se venda en anaqueles.

La escultura creada con tela y carne humana
propone a júpiter elevarse tan alto como pueda,
la afrodisíaca sensación del imperio implícito
en hacer lo que al sádico le plazca.

El tono escarlata
que van adquiriendo las posaderas
tras las dichosas palmas que ejecutan al ritmo de los tambores,
no es mas ni menos lujuriosos que lamer cada orificio
de un instante a otro,
de crimen se vuelve vicio
quien no lo practique no podrá producir juicio,

El acto no sede a las agotadas gónadas ya palpitantes
El libido jamas entenderá de limitántes
Las cuerdas experimentan nuevos horizontes
sujetada con firmeza, los embistes son feroces.

Lo que la esclava, antes doncella, pida,
será omitido con castigos seductores,
cada queja producirá lascivas injurias
Que tras muchas, transmutaran,
a un baño de fluidos vaginales.

Siendo la merced del dictador la única esperanza
llega al límite de la locura y la conciencia,
justo antes de atravesar la linea de la demencia,
vacía a chorros la crema de la dicha, hecha proeza

La diestra culminación
de la siniestra fechoría
libera lentamente
a la bruja de la horca.
Descaradamente,
la bestia busca el agua
para lavar la dulce culpa
y reposar entre los brazos
de la torturada musa.


miércoles, 14 de octubre de 2015

INSTANTES.

       Los fragmentos individuales, únicos, irrepetibles, entrañables o despreciables, aveces racionales, otras muchas incógnitos y fugaces. Porciones infinitas en variables difusas que convergen en la realidad pero mutan en cuanto son tocadas por los rincones del presente y el pasado. Son memoria a largo plazo, suculentas piezas distribuidas a lo largo y ancho del universo mismo, que si bien no son siempre saludables, es mejor que sean constantes, a lejanas y sin sentido.
      Es el espacio y tiempo, la sensación, la energía y las fuerzas, que sincronizan en diferentes formas para brindarnos experiencias varias, de placeres a dolores, de sueños a pesadillas, de verdades o mentiras, en secuencias lógicas o de formas aleatorias. Es la búsqueda y la espera, la soledad o la compañía, es el todo, solo el todo puede ser "instante", las cicatrices son sus despojos, las heridas y la cura, el silencio, un segundo, una sonrisa, un beso, y un pasional encuentro entre almas y cuerpos, el dolor de la perdida, la fragancia de la cercanía, los sabores, los aromas, los sonidos, el tacto, lo real y lo finito.
     Es una plataforma amorfa, moldeada al margen de la ley de la causa y el efecto, situaciones precisas en circunstancias adecuadas, siempre perfectas, destinadas a ser parte de la vida de quien les ejecuta, de quien les disfruta o desprecia, de quien abre su mente al aprendizaje o pierde la cabeza entre queja y queja.
     Son mañanas, son tardes o noches, una respuesta, un momento o una gota de sangre derramada, es el ultimo vistazo del moribundo, la primera noticia de un recién nacido, primera y ultima, por que son irrepetibles. Son oportunidades y decisiones que traen consigo más instantes, siempre consecuentes, siempre resultantes. Si bien son planeables y moldeables, esta condición no les da precisión, ya que si bien se ha mencionado su condición de perfección, estos son traviesos y se moldean según lo que el individuo en cuestión precise aprender.
     El peligro les rodea, son cuestionables, capaces de llevar al ser a usar sus funciones cognitivas y cuestionarlas al grado de la metacognición, a la reflexión de lo que es y de lo que será.